×

Advertencia

JLIB_APPLICATION_ERROR_COMPONENT_NOT_LOADING

En 2017 UNE y sus filiales obtuvieron un EBITDA estable por $1,3 billones e ingresos por encima de los $5 billones de pesos

Las inversiones realizadas por TigoUne ascendieron a $880 mil millones de pesos para fortalecer sus redes fijas de fibra y móviles4G. El nivel del endeudamiento de la Compañía se mantuvo en dos veces el EBITDA, conservando una estructura financiera sólida con visión de largo plazo.

En 2017, el complejo entorno económico colombiano representó desafíos comerciales y de negocio para UNE EPM Telecomunicaciones S.A. y sus filiales (TigoUne). Sin embargo, la empresa conservó su sólida posición como segundo operador en ingresos del sector, siguió creciendo y se concentró en lograr su propósito de conectar a más colombianos. Para ello, continuó con la expansión sostenida de sus redes de alta velocidad y fortaleció sus servicios en movilidad, con foco en datos, y en redes fijas para internet y televisión digital. 

Los estados financieros del 2017 de UNE y sus filiales presentaron un EBITDA de $1,3 billones, incrementando su margen EBITDA en 0,5 puntos porcentuales pasando de 26,2% en 2016 al 26,7% en 2017, equivalente a un aumento de $3.500 millones de pesos, e ingresos totales sostenidos de $5 billones de pesos, y una pérdida neta consolidada de $40 mil millones, evidenciando una recuperación de $150 mil millones frente a 2016. Como resultado de lo anterior, las filiales Colombia Móvil, Edatel y Cinco Telecom Corporation podrán pagar dividendos por un valor cercano a $76 mil millones de pesos.

Los resultados individuales de UNE alcanzaron ingresos cercanos a $2,4 billones de pesos, con un EBITDA que mejoró en $99 mil millones de pesos, pasando de $662 mil millones en 2016 a $761 mil millones en 2017, representando un incremento de 5 puntos porcentuales en el margen EBITDA aumentando del 27,0% en 2016 al 31,9% en 2017. Los resultados netos de UNE EPM Telecomunicaciones presentaron un mejoramiento de $135 mil millones de pesos bajando la pérdida neta de $146 mil millones de pesos en 2016 a casi $11 mil millones de pesos en el 2017.

Invertir en Colombia, en su operación de cobertura nacional, posibilitando su desarrollo y el progreso de la economía, es una prioridad para la Compañía. Por esto, la estrategia corporativa se materializó en inversiones en el país que ascendieron a $880 mil millones de pesos en el 2017, lo que nos lleva a unas  inversiones acumuladas consolidadas de UNE y sus filiales desde 2015 a 2017 por valor de $3,1 billones de pesos, y por tercer año consecutivo, TigoUne concentró sus esfuerzos en el despliegue de redes. Los avances son importantes en tecnología 4G, en la que hoy 2 millones de usuarios navegan con 526 lugares adicionales conectados. Por su parte, en red fija HFC sumó 753 mil hogares en 2017, para alcanzar un total de 20 nuevas ciudades cubiertas desde 2014. Este crecimiento impulsa la estrategia convergente y garantiza servicios de óptima calidad para los clientes. 

Con el fin de brindar soluciones acordes con las exigencias y constante transformación del entorno económico, se invirtieron $44 mil millones de pesos en TigoUne Titanium, un nuevo Datacenter ubicado en Bogotá, que cuenta con acceso directo a una red de 25 centros de datos, localizados en diferentes partes del mundo.

De otra parte, el endeudamiento consolidado de la compañía se mantuvo en niveles de dos veces su EBITDA, lo que refleja un apalancamiento eficiente con condiciones de pago de deuda que no comprometen sus niveles de liquidez y solvencia a futuro. Esto fue confirmado por las calificaciones de riesgo locales AAA (triple A) emitidas por Fitch y Standard & Poor´s y calificaciones internacionales en grado de inversión BBB de Fitch Ratings en octubre 2017 y Baa3 de Moody’s, en febrero de 2018. 

Para lograr eficiencias financieras en el corto plazo, UNE realizó también el pago anticipado de deuda por $117 mil millones de pesos a tres bancos locales, a fin de disminuir el nivel de apalancamiento de la compañía consolidada, mantener adecuados niveles de deuda/EBITDA y disminuir el pago de intereses anuales. 

Según Marcelo Cataldo, presidente de TigoUne: “En medio de un ambiente regulatorio desafiante, logramos ajustar tácticas y obtuvimos un crecimiento frente a 2016. Parte de esto, se ha dado gracias a las eficiencias alcanzadas y captura de sinergias para enfocarnos en lo que nuestros clientes necesitan y ser cada vez más convergentes, lo que es fundamental en nuestra operación”. Frente a la estrategia, aseguró: “Tenemos el propósito firme de seguir conectando a más colombianos y brindarles la mejor experiencia de servicio, por eso en 2017 aumentamos, sin costo, la velocidad de internet a 160.000 familias, renovamos el modem de manera gratuita a otros 30.000 clientes y mejoramos la calidad de red a 105.000 hogares”.

Estilo de vida digital responsable

La responsabilidad social y la gestión ambiental marcaron un avance en 2017 en la estrategia de la compañía. Las iniciativas de RSE se enfocaron en la apropiación y uso responsable de los servicios TIC, y la generación de conciencia sobre la importancia del acompañamiento a niños y adolescentes en la red. Se impactaron cerca de 590.000 personas a través de esfuerzos propios y apoyando a entidades gubernamentales en todo el país. 

En materia de eficiencia energética se implementaron iniciativas que generaron ahorro de energía de 36.948 GigaJulios, equivalente al consumo mensual de 67.522 familias. Con esto se dejaron de emitir 1.973 toneladas de CO2 a la atmósfera, que implicarían la siembra de 435 árboles para su compensación. En relación con la gestión de los residuos eléctricos y electrónicos (RAEES) generados, se aprovechó el 92% (256 ton) mediante reúso de equipos y entrega a gestores autorizados para su manejo.

Finalmente, en aras de ampliar la responsabilidad en la cadena de valor de la compañía, se desarrolló un programa de entrenamiento con proveedores estratégicos en asuntos relacionados con medio ambiente, prácticas laborales, ética y abastecimiento sostenible.

Perspectivas 2018

Aproximadamente la tercera parte de la población colombiana no tiene acceso a servicios de telecomunicaciones, entre estos, a los servicios móviles o de internet fijo. Para TigoUne, los colombianos desatendidos son uno de sus principales retos en 2018 y una gran oportunidad de conectar más personas.

Por ello, este año la Compañía continuará invirtiendo en robustecer las plataformas y mejorar la calidad de la red.  Con tecnología innovadora seguirá reforzando y mejorando el servicio, enfocándose en brindar a los clientes una experiencia cada vez más positiva, convergente y digital.   

La intensa competencia y un mercado cada vez más dinámico, generará este año un entorno sensible para la Empresa, pero TigoUne mantiene una perspectiva positiva y continuará con el trabajo estratégico y permanente que viene desarrollando para fidelizar a sus clientes y conectar más colombianos.